Sin duda, viajar a Portugal será la elección de muchos viajeros españoles en este verano post-Covid. Y, entre los infinitos tesoros que oculta nuestro vecino, hay uno que es un auténtico secreto viajero: las Pasarelas del Paiva.

En el corazón del distrito de Aveiro, al sur de Oporto, está el Geoparque de Aoruca, un paraje natural reconocido por la UNESCO donde espera un un santuario de naturaleza virgen que no puedes dejar de descubrir cuando vayas a viajar a Portugal: las Pasarelas del Paiva, una plataforma de madera elevada sobre el suelo que discurre por la orilla del río Paiva durante 8.700 metros y que te regala un paseo único por una zona habitada por especies en peligro de extinción, vegetación muy frondosa y, sobre todo, los espectaculares paisajes que te regala los requiebros del río.

 

 




La ruta de las pasarelas del Paiva

La ruta de las pasarelas del Paiva se extiende entre las playas fluviales de Areinho y Espiunca y, con una forma física normal, cualquier viajero puede realizarla sin problema. Se emplea aproximadamente dos horas y media en recorrer la ruta: el camino a seguir es recto, aunque hay fuertes pendientes y además de las pasarelas, hay tres tramos de tierra y varios de escaleras. El punto de partida más habitual, y también más sencillo, es hacer la ruta en sentido Areinho-Espiunca, hacia el río; y si se quiere hacer la ruta en los dos sentidos (algo más de 17 kilómetros y unas cinco horas y media de duración), la mejor opción es comenzar en Espiunca.

 

La ruta de las pasarelas del río Paiva Portugal | Tu Gran Viaje

 

Sea cual sea el camino elegido, se cruzará paraje natural espectacular, virgen, que es todo un canto a la biodiversidad. Las pasarelas del Paiva cruzan cinco sitios geológicos y, con un poco de suerte, se pueden contemplar lobos ibéricos, jabalíes, gatos monteses. Además, las pasarelas permiten el paso a dos zonas de recreo y baño. El Paiva es el río más caudaloso de la región, y se puede navegar en su playa fluvial y practicar diferentes deportes -rafting, barranquismo, piragüismo…

 

La ruta de las pasarelas del río Paiva Portugal | Tu Gran Viaje
El río Paiva en Alvarenga. Foto CC 3.0 by Vitor Oliveira

 

El Geoparque de Aoruca y sus pueblos tradicionales

Pero las pasarelas del Paiva no son el único punto de interés del Geoparque de Aoruca que las acoge y que está integrado en la Red Europea de Geoparques de la UNESCO. Rodeado por las sierras de Freita, Aranda y Montemuro, el geoparque se extiende por más de 300 kilómetros cuadrados, y es todo un museo geológico con 41 geositios -cinco de ellos, como te hemos comentado, que cruzan las pasarelas del Paiva-.



Los pueblos de Alvarenga, Noninha, Meitriz o Janarde, en el área del geoparque, son lugares de otro tiempo, de ritmo calmado y donde el campo y sus labores siguen marcando su delicioso y reposado ritmo vital, repletos de estampas de antaño: casas tradicionales con tejados de pizarra y caña, pajares, molinos, el rumor del trabajo en el campo…



La Ruta del Oro Negro y la Ruta del Enquisto

Además, no faltan las buenas historias por estos parajes, como la que nos habla de la fiebre del oro negro durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los habitantes de los pueblos de la zona excavaban artesanalmente estas tierras en busca de wolframio que vender a los bandos combatientes. Hoy, la Ruta del Oro Negro, que transcurre por las antiguas minas, y la Ruta del Enquisto, que tiene su mayor interés en la cascada de Aguieiras, forman un circuito de unos 16 kilómetros que te descubrirán también esta faceta del parque.

 

La ruta de las pasarelas del río Paiva Portugal | Tu Gran Viaje
Monasterio de Arouca. Foto CC 3.0 by Joseolgon

 

Y claro, entre tanta maravilla natural, también hay lugar para el patrimonio monumental. Es el caso del Museo de Arte Sacro del Convento de Arouca, con obras del arte sacro portugués del Renacimiento, y la ermita de la Señora de Mó, a unos ocho kilómetros del centro de Arouca, con una vista sin igual de los valles y el entorno natural de Arouca.