Si viajar a Portugal ha sido siempre un auténtico Gran Viaje, en estos tiempos en que los desplazamientos están limitados, todavía más. Y hacer una ruta en coche por Lisboa y sus alrededores es todo un planazo viajero.

Viajar en coche por Portugal está más de moda que nunca -mira todas los reportajes sobre rutas en coche que puedes encontrar en Tu Gran Viaje. Aquí te hemos hablado de los mil y un placeres viajeros que te esperan en una ruta en coche por el Algarve o el Alentejo, en Oporto, en el Norte de Portugal o, desde luego, Lisboa; por eso, una ruta por sus alrededores te va a descubrir lugares repletos de interés en los que, además, podrás viajar con seguridad gracias al distintivo “Clean and Safe”, que pone de manifiesto el cumplimiento de las medidas de seguridad, es posible visitar esta región única sin descuidar el distanciamiento social.

Cascais, ciudad de reyes y de pescadores

A tan solo 30 minuto de Lisboa se encuentra Cascais, un antiguo pueblo de pescadores, destino de artistas y aristócratas desde principios del siglo XX. A día de hoy, sus villas y palacetes conviven con los surfistas y amantes de la vela que llenan sus playas. A pesar de los años la ciudad ha conseguido mantener su aire elegante y tradicional. Relájate y observa a los pescadores locales desembarcando con sus capturas, pasea en barco y recorre el paseo marítimo hasta llegar a Estoril. Déjate llevar y recupera fuerzas para seguir descubriendo zonas de la región.

 

Las mejores playas de Lisboa: Ericeira, Cascais, Sesimbra | Tu Gran Viaje
Foto Julia Solonina/Unsplash

 

 

A su alrededor, contrastan sus dos líneas costeras, las cuales permiten elegir dos formas muy diferentes de aventura. Al este se encuentran playas como la de Carcavelos y São Pedro, ideales para disfrutar de la tranquilidad. Al norte, playas de olas gigantescas y corrientes poderosas, recomendables para amantes de los deportes y del mar.

Parque Natural Sintra-Cascais

Para continuar con el itinerario, apuesta por recorrer este imponente Parque Natural que rodea la sierra de Sintra hasta las dunas de Guincho y Cabo da Roca. El parque se extiende por 17.000 hectáreas, y en él vamos a encontrar acantilados de más de 140 metros de altura y vegetación salvaje con el Océano a sus pies. Situada a 5 kilómetros de Cascais se encuentra la playa de Guincho, meca de los amantes del surf de todo el mundo.

 

Parque Natural Sintra-Cascais. © Turismo de Portugal
Parque Natural Sintra-Cascais. © Turismo de Portugal

 

Y, a 20 kilómetros al oeste de Sintra, se encuentra el punto más occidental de la Europa continental, la Playa de Ursa (Playa de la Osa), con su conocida roca con forma de oso. 

 

EL RELAIS & CHÂTEAUX FORTALEZA DO GUINCHO CELEBRA 20 AÑOS CON LAS MEJORES VISTAS AL ATLÁNTICO | Tu Gran Viaje

 

Sintra, la localidad de los Palacios

Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1995 y tierra de duendes, la localidad de Sintra se encuentra a tan solo 31 kilómetros de Lisboa. Fueron los celtas quienes bautizaron el lugar en honor a la diosa celta de la luna, Sintia, por lo que también es conocido como Monte de la Luna. Pasear por Sintra, con sus calles adoquinadas, estrechas e inclinadas, y rendir una visita a la famosa pastelería A Periquita para probar los típicos pasteles de Sintra, las queijadas y los traveseiros, es una manera excelente de realizar una excursión desde Lisboa.

 

Palacio de Pena de Sintra. Festival de Música de Sintra 2016
Palacio de Pena, Sintra



 

Uno de los símbolos más reconocidos de Portugal, y una visita obligada, es el Palacio Da Pena, al lado del maravilloso Castelo Dos Mouros, desde cuyas torres se puede observar una privilegiada vista panorámica de valles que van a parar al Océano Atlántico. En el interior de este complejo se encuentra la Quinta da Regaleira, una torre de 27 metros construida hacia dentro de la tierra con una escalinata en espiral.

 

Quinta da Regaleira, Sintra, Portugal
La Quinta da Regaleira, Sintra

 

En la costa de Sintra hay excelentes playas, como la de Maças, de fina arena dorada y baños de sol; Praia Grande, conocida por sus competiciones nacionales e internacionales de surf; o Azenhas do Mar, con sus casas colgadas del acantilado. 

 

Óbidos, la villa de las reinas

El ambiente de serenidad de la localidad de Óbidos, situada a tan solo 80 kilómetros de Lisboa, invita a recorrer sus calles empedradas y su muralla. Desde la carretera, la imponente muralla que la rodea es lo primero que llama la atención al viajero. Tras la época romana y Alto Medievo, en 1282, el hijo de Alfonso III de Portugal y Beatriz de Castilla, el Rey Dionisio I se casó con Isabel de Aragón y decidió darle Óbidos como regalo de bodas.

Por esta razón, los antecedentes de la ciudadela de Óbidos se asocian con las reinas de Portugal. De forma coloquial el pueblo pasó a ser conocido como Vila das Rainhas, nombre que, a pesar de que la localidad dejó de formar parte del patrimonio monárquico en el siglo XIX, se mantiene en el imaginario de muchos hoy en día.

 




El icono de la localidad es el Castillo de Óbidos. Completamente integrado en la muralla de la ciudad, en él que se puede apreciar el paso del tiempo gracias a sus diferentes estilos arquitectónicos. Por otro lado, dejarse llevar por las callejuelas de la zona y enamorarse de sus casitas encaladas pintadas de azul y ocre, disfrutando de la fragancia de las buganvillas es un lujo. En definitiva, visitar Óbidos es como disfrutar de un viaje al pasado en el que es difícil no rendirse ante la belleza pintoresca de este pueblo amurallado.

La Sierra de Arrábida y Sesimbra, patrimonio natural y gastronomía

Situada entre los estuarios del río Tajo y el río Sado, la Sierra de Arrábida destaca por su paisaje plagado de colinas, acantilados y entorno natural. Dentro de ella se encuentra Sesimbra, una localidad que destaca tanto por su gran valor histórico como turístico. La que fue una importante localidad en la reconquista de Portugal también es una ciudad tradicional de pescadores. No te olvides de probar su marisco y el resto de su gastronomía local, famosa en todo Portugal.

 

Las mejores playas de Lisboa: Ericeira, Cascais, Sesimbra | Tu Gran Viaje
Cabo Espichel, Sesimbra. Foto Andre Filipe/Unsplash




 

Su castillo es uno de los más bonitos de las zonas de alrededor de Lisboa. Este es conocido como el “Castillo de los Moros” ya que fue mandado reconstruir por el Rey Sancho I y tomó como punto de partida una fortificación musulmana anterior. Desde sus torres se puede contemplar una panorámica espectacular de la región, vislumbrando, con el océano a lo lejos, la península de Troia y el Cabo Espichel.



Este importante testigo de la historia de Portugal también sorprende a los viajeros con algunas de las mejores playas de Portugal y entorno natural inigualable. Protegidas por la sierra y bautizadas por el mar, se encuentran diversas y espectaculares playas perdidas y silenciosas como Galapinhos, Galápos, Coelhos y Creiro, de metros de arena dorada y aguas cristalinas que contrastan con el verde de las montañas. Merece la pena dejar el coche y buscarlas bajando el camino a pie, disfrutando de las vistas y de la calma.

 

Las mejores playas de Lisboa: Ericeira, Cascais, Sesimbra | Tu Gran Viaje
Foto John Jason/Unsplash

 




La localidad de Sesimbra cuenta también con la Laguna de Albufeira, un lugar donde es posible practicar actividades como windsurf y kitesurf sin preocuparse por los cambios en las corrientes o mareas. Al no tener salida al mar se convierte en un remanso de tranquilidad formado por dos cuerpos lagunares unidos por un canal, ideal para ir con niños y perfecto para cerrar una increíble ruta en coche alejada de las masas.

 

TU GRAN VIAJE A PORTUGAL