De Camboya a Myknonos y de Marrakech a la Selva Negra y Praga: toma nota de los más excitantes lugares del mundo a los que viajar en 2002.

 




El aire más puro, en la Selva Negra

Entre las tendencias de viaje que se convertirán en protagonistas durante este año, destaca el ecoturismo. La biodiversidad y la sensación de seguridad que, por su amplitud y su ausencia de masificación, brindan los espacios naturales, serán características que buscarán muchos viajeros durante 2021.

 

| Ruta Malasaña Viajar Alemania ONAT Feel Good Tu Gran Viaje
Imagen Antonio Mendes Unsplash

 

La Selva Negra alemana está en esa línea, con su colección de parajes naturales, actividades de turismo activo, pueblos de cuento de hadas y excelente oferta gastronómica: es, sin duda, uno de los mejores destinos de naturaleza de Europa.



Mykonos, la isla de las mil tentaciones

Al viajar a Mykonos puede pasarnos que, como en las leyendas mitológicas de la antigua Grecia, caigamos hechizados y no queramos abandonarla jamás. Así de rotunda es la belleza de la isla, una de las más populares del mar Egeo, y que además nos espera con planes y tentaciones para todos los gustos: algunas de las calas más bellas del Mediterráneo, atardeceres que rivalizan en belleza con la vecina Santorini, el carácter marinero de sus pueblos de casas encaladas en las que resuena la vida tradicional o, simplemente, pasear por el barrio de Alevkandra, la “pequeña Venecia” de Mykonos, con sus casas construidas en pilotes sobre el mar.

 

Siete refugios de playa con sabor a paraíso- Preferred Hotels | Tu Gran Viaje revista de viajes y turismo

 

Y aunque por ahora, debido a la pandemia, no se pueda disfrutar de su legendaria oferta de ocio nocturno -la isla tiene bien ganado el sobrenombre de “la Ibiza del Egeo”, y es una de las capitales LGTB+ del mundo-, contemplar el atardecer tomando una copa de vino es una experiencia viajera que nos acompañará siempre.



Praga, imperial y hipster

Praga no puede faltar en el pasaporte vital de ningún viajero. Su esplendor arquitectónico, labrado durante siglos de grandeza, convierten a “la ciudad de las cien torres” en una de las capitales más bellas del mundo. Tanto da si es por primera vez o se ha visitado antes: viajar a Praga es un placer del que nunca se tiene suficiente.

 

en la República Checa te aguardan algunos de los puentes más bonitos del mundo | Tu Gran Viaje
Puente de Carlos, Praga. Foto Vlad Kiselov – Unsplash

 

Ya sea disfrutando iconos de siglos de antigüedad como el Puente de Carlos, la plaza de San Wenceslao, el castillo de Praga -el más grande del mundo- o el Camino Real, de su exquisita oferta cultural, o sintiendo la Praga más rabiosamente moderna que nos esperan los barrios de moda como Mala Strana o Náplavka, viajar a la capital checa es, siempre, una apuesta segura.




Marrakech, la puerta del desierto

Durante siglos, las caravanas llegaban a Marrakech después de haber cruzado el desierto del Sáhara, trayendo consigo mercancías de todo el mundo conocido con las que llenar sus mágicos mercados. Hoy, la legendaria Ciudad Roja sigue conservado su magia y exotismo más tradicionales: la plaza de Jmaa el Fnaa, con sus cuentacuentos, curanderos y restaurantes móviles es, como lo ha sido siempre, uno de los mayores espectáculos del mundo; los zocos están repletos de animación, tiendas y de gangas, si se quiere regatear. 

 

© Shutterstock

 

Las llamadas a la oración de la mezquita de La Koutobia son la banda sonora de un Marrakech que, además, se ha metido de lleno en el siglo XXI, con maravillas como el Museo Yves Saint-Lauren, las elegantes tiendas y restaurantes de estilo europeo del barrio de Gueliz o sus hoteles, varios de los cuales se encuentran entre los mejores del mundo (aquí te contamos que La Mamounia fue elegido como Mejor Hotel del Mundo por la revista CN Traveler).

 

Vistas sobre Marrakech. Hotel La Mamounia de Marrakech. Los mejores hoteles del mundo en Tu Gran Viaje
Vistas sobre Marrakech desde La Mamounia

 

Angkor Wat, la Octava Maravilla del Mundo

Rodeada, y en gran parte oculta, por la espesa jungla de Camboya, Angkor Wat es considerada la Octava Maravilla del Mundo. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la antigua capital del imperio Jemer es como una puerta a otra dimensión, en la que la piedra arenisca roja, con que se construyeron entre los siglos IX y XIII los incontables lujosos y gigantescos palacios y templos, se funde con las gruesas raíces y ramas de una naturaleza frondosa e imparable, abrazando a las construcciones hasta convertirlas en un solo objeto.

 

© Shutterstock

 

Sobre el complejo arqueológico, que se extiende por decenas de kilómetros cuadrados, despunta la torre del templo de Angkor Wat, el icono más reconocible de un lugar que produce auténtica electricidad en quien lo visita. Y no olvides que, a solo unos minutos en tuk-tuk se encuentra la bulliciosa Siem Reap.




VIVE TU GRAN VIAJE