Tras nuestra visita a Cudillero, seguimos recorriendo la costa asturiana rumbo a Galicia con la compañía del libro “Los 101 pueblos más bonitos de España en 30 etapas” escrito por Clemente Corona y editado por Alhena Media.

 

banner libro 101 pueblos clemente corona

 

Luarca, la villa blanca de la costa verde

Los poco más de 50 kilómetros que separan Cudillero de Luarca, nuestra próxima parada, atraviesan uno de los tramos más vírgenes del litoral español. La costa, recortada a cuchillo, deja de vez en cuando largos arenales que son estupendas playas y entre el mar y los pequeños pueblos –Cadavedo, Caroyas, Otur…- hay kilómetros de prados, sin más construcciones que algunos modestos cabanones en los que guardar el ganado o los aperos de labranza. La N-632, la antigua carretera costera de Asturias, nos da paso a nuestra vieja conocida ya N-634, que discurre paralela a la autovía A-8 hasta entrar en nuestra siguiente parada, Luarca.



La cuna de Severo Ochoa, premio Nobel de Medicina, y Gil Parrondo, director artístico que ganó dos premios Oscar -hijos de los que presume, con razón, Luarca- es una de las poblaciones más importantes y, también, con más encanto, de la costa occidental de Asturias, la Costa Verde. El pueblo se arracima en cascada en torno al puerto, uno de los más bellos de Asturias, en el que desemboca el río Negro, de aguas transparentes todo el año. El barrio de El Cambaral, con sus tortuosas calles y escaleras para salvar los desniveles, es el más típico de Luarca; según bajemos hacia el puerto, nos saldrán al paso algunas casas de indianos, palacetes -como el palacio del Marqués de Ferrara, donde hoy nos encontramos el cuartel de la policía local.

 

De Luarca a Taramundi: una ruta por el Occidente de Asturias | Tu Gran Viaje
Creative Commons 3.0

 

Como nos pasaba en Cudillero, tenemos que subir a lo alto del pueblo para tener sus mejores vistas: en lo alto del barrio de la Peña está la capilla de San Martín, el mejor sitio para contemplar el puerto en todo su esplendor. También tendremos buenas vistas desde la capilla de la Atalaya, que ocupa el lugar donde siempre estuvo la torre-vigía de los balleneros, que en la Edad Media convirtieron a Luarca en la cuarta población de Asturias. Alli, al lado de la Atalaya, está el precioso cementerio de Luarca, repleto de recargados mausoleos de indianos, que en las afueras de la localidad, en los barrios de Barcellina y Villar, levantaron mansiones que, todavía hoy, nos harán suspirar de envidia…



Secretos de la Costa Verde: Puerto de Vega, Navia, Viavélez, Tapia…

Seguimos por la N-634, con el Cantábrico a un lado y los suaves montes y prados al otro. Villas pesqueras como Puerto de Vega, localidades de importancia como Navia, pequeños pueblos como Coaña, con su espectacular castro celta, o La Caridad, a cuyos pies se esconde el puerto de Viavelez, una de las joyas ocultas de Asturias, reclaman nuestra atención, como Tapia de Casariego, con su espectacular playa de Anguileiro, en la que en cualquier momento del año nos vamos a encontrar con surferos luchando por dominar las olas. También merece la pena pasear por las calles de los barrios de San Blas y de San Sebastián, repletas de sabor marinero, y subir al mirador de Os Cañois para tener las mejores vistas del pueblo y del Cantábrico que lo abraza.

 

De Luarca a Taramundi: una ruta por el Occidente de Asturias | Tu Gran Viaje
Puerto de Tapia de Casariego. Foto CC 3.0

 

Taramundi, cuna del turismo rural en España

Es hora de enfilar hacia el interior y ascender hacia los montes que separan Asturias de Galicia para visitar Taramundi. La comarcal AS-22 nos lleva hasta Vegadeo, la última población grande de Asturias, asomada a la ría del Eo, la frontera natural entre Asturias y Galicia. Desde aquí, la AS-21 sube sin prisa hasta Taramundi, una maravilla enclavada e la ladera de un monte y donde el verde y el rumor del agua parece taparlo todo. En el pueblo, pequeño, de casas de gruesos muros de piedra y tejados de pizarra, es donde nació el turismo rural tal y como lo conocemos, porque su antigua casa parroquial se convirtió, hace más de treinta años, en uno de los mejores -y primeros- hoteles rurales de España, La Rectoral.

 

reserva hotel la rectoral taramundi
Hotel La Rectoral, Taramundi

 

Desde su terraza, tenemos unas vistas estupendas de Taramundi y el valle; y paseando por el pueblo, nos toparemos con la Cuchillería de Taramundi, donde se trabaja el hierro del modo tradicional para crear cuchillos y navajas de gran fama desde hace siglos, y con uno de los castros mejor conservados del occidente de Asturias.

 

De Luarca a Taramundi: una ruta por el Occidente de Asturias | Tu Gran Viaje
Arquitectura tradicional asturiana en Taramundi. Foto CC 3.0

 

Taramundi es uno de los pueblos de Asturias que mejor ha conservado su modo de vida tradicional, y en el Museo de los Molinos, a un paso del castro, que parece transplantado del pasado y en un lugar de lo más bucólico, se muestran en funcionamiento hasta 19 molinos, algunos de ellos con siglos de antigüedad.