Cuanto todo pase, tienes que viajar al valle de Benasque, en el corazón de los Pirineos, y disfrutar de uno de los parajes naturales más bellos de España.

El Valle de Benasque tiene bien ganado su apelativo de Valle Escondido. Lejos quedan ya los tiempos en que acceder a él era toda una aventura: la carretera que conduce al valle, perfectamente asfaltada, y encajonada entre rocas y los regatos del río Ésera, dan acceso a un cofre del tesoro cuyos epueblos y aldeas conservan muchas muestras del románico-lombardo en ermitas e iglesias y sobre todo una arquitectura popular de gran riqueza, con casas solariegas (algunos de los mejores ejemplos esperan en el pueblo de Anciles, a sólo un par de kilómetros de Benasque, donde están la Casa Suprián, o la Casa Barrau). En el valle se mantiene muy vivo el patués, variedad de la lengua aragonesa. Es casi una reliquia ya que está entre las lenguas con menos hablantes del mundo.

 

Viajar al Valle de Benasque Pirineos Huesca | Tu Gran Viaje
Foto Pablo Sánchez | Unsplash

 

Castejón de SOS es la entrada natural al Valle de Benasque, pero destaca sobre todo por ser -con casi toda seguridad- el mejor lugar de España para practicar parapente, gracias a un clima no demasiado duro en invierno, al encontrarse protegido de los vientos del norte, y muy agradable en verano.

Benasque merece por sí sola una escapada. En suparte antigua, alrededor de la plaza Mayor y la plaza del Ayuntamiento, y repleta de antiguos blasones y arcadas góticas y herencias renancentistas, hay valiosos ejemplos de arquitectura tradicional, repletos de historia y valor sentimental. Es el caso de la casa Faure (plaza del Ayuntamiento), el propio ayuntamiento, en su fachada, la casa y torre Juste -con su torre de casi veinte metros de altura, el palacio de los condes de Ribagorza, del siglo XVI, la iglesia de Santa María, o la casa Faure…

 

Business as usual en el Valle de Benasque

 

En Benasque están también los mejores lugares para dejarse mimar por una gastronomía bendecida por una despensa envidiable (hortalizas como el tomate rosa o las acelgas, embutidos como la longaniza de Graus, cordero, vacuno -nada menos que vaca alpina- hongos como el ceps -boletus- o el rovelló -níscalo-, caza mayor…)

A la sombra del Aneto y de Cerler

El icono más importante del valle es la cumbre más alta de los Pirineos, el Aneto, que da sentido al parque natural Posets-Maladeta, que acaricia el pueblo de Benasque. En los más de trescientos kilómetros cuadrados del parque hay de todo: desde una colección inacabable de glaciares -los más meridionales del continente europeo y que son conocidos aquí como ibones, y que llegan casi hasta el centenar, diseminados por todo el territorio del parque- hasta antiguas hospederías suspendidas de riscos que siguen hoy en día acogiendo peregrinos y viajeros -como el Hospital de Benasque- a la mayor concentración de “tres miles” de toda la cordillera pirenaica, entre ellos el pico más alto de todos, el Aneto y sus imponentes 3404 metros.

 

Viajar al Valle de Benasque Pirineos Huesca | Tu Gran Viaje

 

El Aneto se muestra con todo su esplendor desde el Forau d’Aiguallauts, una poza inmensa donde desaguan -para desaparecer- las aguas de su glaciar. El otro protagonista pirenaico es la estación de esquí de Aramón Cerler, la estación del Pirineo con mayor desnivel esquiable, ascendiendo hasta los 2.630 metros del pico Gallinero y que en verano es un destino estupendo y no solo por el pueblo que da nombre a la estación, con su estupenda colección de arquitectura del siglo XVI, sino por poder conocer la estación fuera de temporada.

 

El Aneto, parque natural Posets-Maladeta
© Tu Gran Viaje

 

Las cumbres más altas de los Pirineos

Subiendo por el telesilla del Ampriu, (un recorrido de 40 minutos ida y vuelta), se llega a los casi 2.300 metros. Un auténtico balcón natural con las mejores vistas de los picos más altos de los Pirineos, como los del Aneto, Maladeta, Posets o Perdiguero y el Parque Natural Posets-Maladeta. Este telesilla es el punto de partida para aquellos que quieran iniciar las excursiones y senderos desde una cota alta, al igual que para los amantes de la bicicleta de montaña, que pueden acceder a senderos señalizados y acondicionados.

 

Viajar al Valle de Benasque Pirineos Huesca | Tu Gran Viaje