Recorrer el curso del río Miera desde el valle glaciar donde nace hasta su desembocadura en la bahía de Santander, es una de las mejores excursiones que puedes hacer este verano.

De todos los lugares que visitar en Cantabria, sus increíbles parajes naturales no pueden faltar en tu viaje a Cantabria. Una de las rutas en Cantabria más interesantes que puedes hacer en tus vacaciones de verano es recorrer el curso del río Miera, el río más importante de la Tierruca, y que nace a 1.250 metros de altitud, en el Pico del Fraile, en la zona del Portillo de Lunada, en medio de un paisaje casi estremecedor de montaña, y desciende en tan solo 41 kilómetros hasta la bahía de Santander a través de la ría de Cubas.

Tras su nacimiento, el  río Miera discurre sinuoso por un valle glaciar entre estrechos desfiladeros, atravesando San Roque de Riomiera y Mirones convertido en un torrente impetuoso, con zonas de rápidos y pozos profundos. Al llegar a Rubalcaba y Liérganes, el río Miera se amansa para convertirse en un recurso imprescindible para los habitantes de estas zonas moviendo los molinos para el grano, proporcionando la fuerza necesaria para los fuelles de la forja del hierro y proporcionando energía eléctrica.

El río Miera atraviesa la localidad de Liérganes, y pasa bajo el puente romano, construido en los primeros años del siglo XVII, y que conectaba el Camino de Castilla con toda la comarca del Miera, siguiendo el camino seguro hacia la Meseta. También en esta localidad aún se pueden observar los antiguos molinos construidos en el XVII. Uno de ellos acoge el Centro de Interpretación del Hombre Pez, donde se reconstruye en imágenes y documentos la leyenda del Hombre Pez.

 

 

El río Miera también contribuyó a la prosperidad de esta zona, ya que a su orilla se construyó la fábrica de cañones del Imperio Español en los primeros años del siglo XVII, lo que supuso una revolución socioeconómica de la comarca.

 

 

El río Miera sigue su curso plácido a partir de aquí entre un paisaje de campiña, atravesando pequeñas localidades y otras mayores como Solares, hasta llegar a su desembocadura en la ría de Cubas, entre los municipios de Ribamontán la Mar y Marina de Cudeyo. Este estuario es un espacio protegido, que integra el sistema dunar del Puntal de Somo hasta Loredo y la vertiente de Pedreña. La ría se une a la bahía de Santander conformando un paisaje costero extraordinario.