Puentedey, Frías, Oña y Poza de la Sal: cuatro pueblos de Burgos ideales para desconectar y cargar las pilas en un ambiente encantador de sabor medieval.

PUENTEDEY

PUENTEDEY
Imagen 11 De 11

Con una bonita arquitectura popular y tradicional, caracterizada por la combinación de hornos de pan, el potro de herrar y algunos edificios palaciegos, destaca también la muralla medieval y la iglesia parroquial de san Pelayo. En este lugar que maravilla a todo el que lo visita, se pueden realizar numerosas actividades al aire libre, entre ellas senderismo, piragüismo, pesca o espeleología.